Conoce estas 5 claves para mejorar la velocidad de carga de tu web

Optimización Web | Tips

Conoce estas 5 claves para mejorar la velocidad de carga de tu web

La optimización web es, por así decirlo, la primera impresión que se llevan las visitas de tu tienda en línea o blog. Entonces, si una persona entra a la página y carga lento, se llevará una mala imagen y muy posiblemente abandone antes poder ver tu contenido. Así que, en este artículo, te daremos algunos buenos consejos para mejorar la velocidad de tu página web y los usuarios deseen permanecer a tu lado.

¿Qué factores afectan la velocidad de tu página web?

Existen tres factores que afectan la carga de un sitio web. De estos, dos dependen exclusivamente de ti y de la empresa en la cual tengas un servicio de hosting. En cuanto al factor restante, desafortunadamente no estará en tu mano la posibilidad de corregirlo. Dichas causas son:

  • El peso de la página de aterrizaje o página principal de tu sitio.
  • Si tienes contratada una buena compañía de hosting.
  • La velocidad del Internet de las personas que accedan a tu sitio.

Nosotros nos concentraremos en el peso de la web, ya que consideramos que es el punto más interesante. Tomando en cuenta algunos sencillos puntos lograrás que tu site mejore, y mucho, su rendimiento. En ese sentido, te brindaremos algunos consejos que te serán de mucha ayuda.

Qué factores afectan la velocidad de carga de una página web

Consejos para optimizar la carga de un sitio web

Para que tu sitio llegue a cargar en menos de 2 segundos, debes tener en cuenta lo siguiente.

1. Reduce el peso de las imágenes y usa formatos de última generación

Las imágenes pueden hacer que el contenido de un sitio web sea muy didáctico y entretenido. De hecho, existen muchos bancos de imágenes gratuitas que nos brindan archivos con alta definición. Sin embargo, aunque usemos la resolución mínima para descargarlas, pueden seguir siendo muy pesadas.

Lo que tienes que hacer es usar siempre la menor cantidad de imágenes posible. Pero esto no implica que dejes, por ejemplo, un post que conste solo de texto. Puedes optimizar las imágenes con una herramienta dedicada a ello, la cual podrá convertir el formato de la imagen para que cargue inmediatamente en cualquier dispositivo. Este formato se llama WebP.

2. Carga las imágenes de manera diferida

La misma herramienta que uses para comprimir las imágenes también va a ofrecer la posibilidad de cargar las fotografías de manera diferida. Esto quiere decir que cuando alguien visite tu sitio se cargarán primero las imágenes de más arriba. Luego, conforme el usuario vaya explorando, se irán cargando los demás archivos.

Si eres de los que usan muchas imágenes para adornar su sitio, esto puede serte de mucha utilidad. Piensa que ni siquiera los códigos de programación pueden ralentizar tanto una web como el peso de las imágenes de la misma.

3. Utiliza un CDN para la respuesta del servidor

La respuesta del servidor significa el tiempo que tarda tu web en empezar a cargar. Esto, luego de que la persona haya escrito tu URL y haya clicado el Enter. Por lo general, este tiempo de respuesta es medido en milisegundos (ms), y no supera los 200.

Consejos para optimizar la carga de un sitio web

Las herramientas de caché pueden integrar un CDN que sea capaz de mejorar dicha respuesta. Pero
esto no es tan necesario como parece, ya que la mayoría de las empresas de hosting de hoy en día
proporciona dicha función desde sus paquetes más básicos. Si tu plan no la tiene, no importa:
siempre hay herramientas de pago y gratuitas a tu disposición.
4. Minimiza el CSS, HTML y JavaScript
Por el HTML no te debes preocupar mucho, ya que se trata del código que usan las páginas para
imprimir el contenido en tu pantalla. Lo que sucede es que este código ha de estar lo más limpio
posible (que no tenga errores).
Luego, están CSS y JS o JavaScript, que son los responsables de que tu sitio tenga un contenido
dinámico. Es decir, que no solo incluya texto plano y poco más. Si has usado maquetadores como
Elementor, las plantillas que se generan allí son códigos CSS y algunos JS. Así que cuídate de que
los que pongas en tu sitio no contengan errores ni sean demasiado numersos.
5. Usa herramientas de caché
Las herramientas de caché pueden ser un arma de doble filo, así que hay que mantener mucha
precaución al usarlas. Pueden mejorar la velocidad de carga enormemente, pero debes tener cuidado
de que no dañen tus archivos CSS o JS.
Lo que has de hacer es activar la herramienta. Y si pasa algo con tu CSS Y JS, existen
configuraciones para poder excluir dichos archivos.
En conclusión
Como has podido deducir, quien decide finalmente el tiempo de carga de tu contenido es el peso de
las imágenes y los códigos CSS, HTML y JS (JavaScript) que uses. Entonces, si logras mejorar estos
aspectos, no importa el lugar en el cual se encuentren tus visitantes: tu velocidad web será mucho
más eficiente.

WebArt Panamá